jueves, 26 de junio de 2014

¿Parto al natural o con cuchillo?

Comenta
Después de haberlo platicado arduamente en esas clásicas madrugadas en las que de manera extraña a las mujeres les da ganas de hablar sin importarles la cantidad de sueño acumulado que podamos traer los proveedores del hogar, mi esposa y yo decidimos que habríamos de optar por la cesárea como método de parto, en México las diversas instituciones gubernamentales de la salud por llamarlas de alguna forma, insisten en el parto de manera natural, esto significa esperar al último momento para que de forma natural rompas fuente y todo ese procedimiento del nacimiento del bebe, pero a decir verdad tenemos miedo, y esperar nos causa inseguridad, así que sería una cesárea programada.

Tomamos la decisión, lo platicamos, me dormí unos minutos, desperté, mi esposa repitió lo que había dicho, volví a dormir y ella dijo -pero una cesárea cuesta algo cara, entonces desperté completamente!; Es verdad, la cesárea por un medio particular es un procedimiento que un ser como yo no tan fácil puede obtener, entonces verifique el presupuesto, -¿segura que no puede ser natural en el IMSS? –pe… pe… pero, es que ahí tardan, te descuidan, te ponen a caminar, hace frio, cocinan feo, ya no me quiereeees!, ¿además que no quieres estar en el momento del nacimiento de tu semillita? –Está bien -acepte.

Analicé las opciones, en México los partos de este tipo rondan de 25 a 40 mil pesos, y verificando nuestro presupuesto con el archivo de Excel que llevamos. Pensé -ok si dejo de comerme esas galletas canelitas y el café de la mañana entonces… entonces solo tendría que robar 35,946.50 pesos en el banco aproximadamente, no es una opción, tenía dos más, el ahorro con el respaldo de un crédito bancario, y el ahorro con el respaldo de una póliza de seguros de gastos médicos mayores. La primera opción incluye por cierto, intereses que rebasan el 35%, el banco es muy manchado, descartado.
Para la segunda he platicado con un agente de seguros, y nos ofrece un cobertura completa del parto además de una parte de los pagos hechos por consultas, por un seguro con un valor que ronda los 7,000.00, claro que tiene sus desventajas y de las principales es que deben haber pasado 10 meses a partir del contrato de la póliza, en otras palabras nos modificaría los tiempos que teníamos en planes y tal vez nos recorrería un mes el posible embarazo, además que aún se deben fijar la tarifas. Todo parece indicar que esta es la mejor opción aunque en realidad es que aún quedan puntos por checar y esto sigue siendo un desmadre.

Dejo un par de links de lectura me sirvieron en mi toma de decisiones:

La revista del consumidor compara el parto natural contra la cesárea ¿por cual vas?

La profeco analiza los gastos dehospitalización para tener al monky. ¡Prepárate papa!

0 comentarios: